domingo, 22 de febrero de 2015

Radiactivo



Las calles arden,
la miseria reflota,
los vagabundos
escupen esporas.

Es lo mismo, sí,
no te gustó ayer
y no lo hará hoy.
El mundo es gris,
la ciudad se oxida.


lunes, 2 de febrero de 2015

Hijos de la traición





Campan a sus anchas,
atraviesan pasillos,
amajades y antesalas.
Esperan el momento,
y emiten con desdén
sus burdas insolencias
carentes de raciocinio.
Repugnancia y castigo:
coadjutores vendidos.
Un puñado de gloria,
con eso les alcanza,
con eso se conforman.
Aun así, de forma vil,
el infierno les rechaza.