lunes, 9 de marzo de 2015

Alterador





Arde el asfalto,
ríen los pájaros;
muerde el viento
al pasar entre
los edificios;
los destellos
invaden la escena,
alteran la esencia.

Un repartidor
bebe cerveza
bajo un soportal.
Pese a su precaria
forma de vida,
es más amable
de lo que debería.
Suda, sonríe, maldice,
y, al verme, saluda.

El sol vuelve
a brillar vilmente;
nos arruina
la blancura
con sus desaires.
Está de nuevo
en el punto
de cocción perfecto.
Es transformador.